Imperial Cleaning

Registrate gratis

Eso no te lo despinta nadie.

Montreal, QC


Alumnos tomaron Naturales y realizan protesta callejera en 60 y Denuncian que estudiantes golpearon a la vicedirectora y a una portera de la Secundaria Pollo, la base de muchas recetas. La hora del poroto. Un referente de la industria del vino en La Plata. De recorrida por la noche platense. El rugby, una excusa para juntarse. Se practica en diferentes puntos de la ciudad. Al juego de facones y boleadoras un grupo tradicionalista recrea la esgrima criolla.

Flia Caprari, Annoni, etc. Ahora vamos con mi esposo e hijas y seguimos disfrutando…. Entre todos podemos hacer que este maravilloso pueblo cada vez progrese mas y que los miedos de otras ciudades no nos invadan. Gracias por la nota. Un abrazo grande para todos http: Gracias Roxana que lindo que disfrutes tus merecidas vacaciones. Para todos, un abrazo marajense.

Los viajes en camino de tierra a Buenos Aires que duraban mas de 10, 11 horas con suerte! Una infancia hermosa y Mar de Ajo me dio una de las cosas mas hermosas que una persona puede tener: Gracias por los lindos recuerdos. Actualmente vivo en Capital Federal porque estoy estudiando, pero me enorgullece decir que soy oriunda de esa ciudad tan hermosa. Hoy parto para la Costa. Un abrazo para todos los Marajenses!

Mi lugar en el Mundo. Muy lindo todo lo que escribiste y los comentarios mucho mas aun!! Mi padre oriundo de Gral. Lavalle era amigo de don Jose Manrresa y paramos en sus dptos. Gracias por el recuerdo. Ruben lo tuyo es maravilloso todos los datos e historias que contas. Sin duda como siempre digo el blog se construye y enriquece desde el otro lado por ustedes gracias!!!

Gracias Roxana por contar todo con tanta calidez. Roxana, gracias por tu comentario,te cuento en esa esquina de Yrigoyen y Espora S. Roxana por supuesto que hay mucho material de Rosario te debemos el post!. Osvaldo sos un cronista de la ciudad me encanta todo lo que escribis. In situ y posteando de Espora y Costanera. Bueno retomando el hilo anterior, les comento que el fondo de nuestro terreno daba a los del Dr. Dos pioneros a los que el pueblo les debe mucho.

El hotel Costa Isabel esta en Costanera 67 entre ahora Marano el doctor que ud. Un saludo y lo felicito por sus recuerdos.! Que emocionante y nostalgicos todos los recuerdos que han ido recopilando en los tantos comentarios de Osvaldo y Ruben. Lamento no poder estar alli para recorrer nuevamente esas calles y lugares que mencionan aunque ya no estan muchas de las edificaciones originales. Saludos a todos los que postean.

Y que siempre espero ver lo que escriben. Casas, espero que te mejores pronto para continuar con los recuerdos…..

Recuerdo las caminatas hasta san Bernardo, el cine rex, que se estreno el mundo esta loco,loco,loco. Ni hablar de la bicicleteria no era veraneo sin alquilar una. Mil gracias a todos por recuerdos tan lindos.

A quien has de dar la cena, no le quites la merienda. A quien hubieras vencido no lo tengas por amigo. A quien le dan el pie, se toma la mano. A quien le duele una muela, que la eche fuera. A quien le pique el alicante, que llamen al cura que le cante. A quien le pique, que se rasque. A quien lo quiere celeste, que le cueste. A quien madruga, Dios le ayuda. A quien mal canta, bien le suena. A quien mal vive, su miedo le sigue. A quien miedo han, lo suyo le dan.

A quien mucho miente, le huye la gente. A quien mucho tememos, muerto le queremos. A quien nada quiere, todo le sobra. A quien no la teme, nada le espanta. A quien paga adelantado, mal le sirve su criado. A quien se hace el sordo, barreno gordo. A quien se viste de lo ajeno, le desnudan en concejo. A quien siembra espeso, dos veces le merma la panera: A quien soledad quiere, todo le estorba. A quien te hizo una hazle dos, aunque no lo mande Dios.

A quien tiene abejas, nunca le falta un buen postre en la mesa. A quien tiene malas pulgas, no le vayas con burlas. A quien tiene ropa y duerme en el suelo, no le tengas duelo. A quien tienes que dar la cena, no le quites la merienda. A raposa durmiente, no le amanece la gallina en el vientre.

A rey muerto, rey puesto. A saya blanca, ribete negro. A sembrar a San Francisco, aunque sea en un risco. A sordos y ciegos hacen testigos el dinero. A su costa aprende el necio, y a costa del necio el cuerdo. A su tiempo se cogen las uvas. A toda ley, ama a Dios y sirve a tu rey. A traidor, traidor y medio.

A tres azadonadas, sacar agua. A tu amigo dile la mentira, si te guarda paridad, dile la verdad. A tu casa venga quien te eche de ella. A tu hijo dale oficio, que el ocio es padre del vicio. A tu mesa ni a la ajena, no te sientes con la vejiga llena. A tu tierra grillo aunque sea con una pata. A tuertas ni a ciegas, ni afirmes ni niegues. A tuerto o a derecho, nuestra casa hasta el techo. A un asno, bastale una albarda. A un fresco, un cuesco. A un hombre rico, no repares si es feo o bonito.

A una bola no se le puede sacar punta. A unos da Dios ovejas y a otros orejas. A unos Dioses das ovejas y a otros orejas. A veces caza quien no amenaza. A veces con tuerto, el hombre hace derecho. A veces es peor el remedio que la enfermedad. A veces un veneno, para sacar otro es bueno. A veces, el flaco derriba al fuerte. A veces, hasta un cerdo ciego encuentra una bellota. A vino de mal parecer, cerrar los ojos al beber. A virgo perdido nunca falta marido. Abad de Somosierra, harto de nabos y berzas.

Abadejo y amor de viejo, todo es abadejo. Abeja muerta, ni miel ni cera. Abejas sin comida, colmenas perdidas.

Abejas sin regina, la colmena en ruina. Abejas y ovejas, en sus dehesas. Abejas, benditas, santos abejares, dan miel a los hombres, cera a los altares. Abierto el saco todos entran a trapo. Abogado de ricos, mal de pobres. Abracijos no hacen hijos, pero son preparadijos. Abracijos no hacen hijos, pero son preparatijos. Abrazo de ciego, golpe seguro. Abrazo flojo, amor poco; abrazo apretado, ese si que es un abrazo.

Abre el ojo que asan carne. Abre la boca que te va la sopa. Abre la puerta a la pereza y entraren tu casa la pobreza. Abre para todos tu boca y para todos tu bolsa. Abriga bien el pellejo si quieres llegar a viejo. Abril concluido, invierno ido. Abril llovedero, llena el granero. Abril sin granizo, Dios no lo hizo.

Abril, abrilillo, siempre fuiste pillo. Abril, abriluco, el mes del cuco. Abril, hueveril; mayo pajarero. Abril, siempre fue vil. Abril, uno bueno entre mil. Abriles y jornaleros, pocos de buenos. Abusar no es usar, si no mal usar. Abuso no quita uso. Acabada la misa, se parten las obladas. Aceite de oliva, todo el mal quita. Aceituna una; y si es buena, una docena. Aceituna uno oro, dos plata, la tercera mata.

Aceituna, una es oro, dos plata, y la tercera mata. Aceitunas amargas, con el vino se pasan. Aceitunas y pan, y queso eso tiene la corte en peso. Acertar una y errar diez, mal acierto es. Acertar, errando, sucede de vez en cuando. Acude al sabio para el consejo, y al rico para el remedio.

Achaque el viernes por comer carne. Adentro Ratones, que Todo lo Blanco es Harina!. Adivina quien te ha dado; tu enemigo se ha acercado. Administrador que administra y enfermo que se enjuaga, algo traga.

Administradorcillos, comer en plata y morir en grillos. Adonde no hay remedio, haya paciencia. Adonde quiera que fueres, ten de tu parte a las mujeres. Adonde te quieren mucho no vayas a menudo. Adorar al santo por la peana. Adorar al sol que nace, todo el mundo lo hace; al sol que muere, nadie lo quiere. Afanar y no ganar, doy al diablo tal afanar. Afanar y no medrar es para desesperar. Agosto lleva la culpa y septiembre la pulpa.

Agosto y septiembre no duran siempre. Agua al higo y a la pera vino. Agua beba quien vino no tenga. Agua caliente, salud para el vientre. Agua cara siempre es mala. Agua cocida, sabe mal pero alarga la vida. Agua cocida, saludable y desabrida. Agua corriente no mata a la gente. Agua corriente sana a la gente. Agua corriente, no mata gente; agua sin correr, puede suceder.

Agua corriente, sana a la gente. Agua de avenida, no puede ser bebida. Agua de fuente, sana y transparente; agua de laguna, enfermiza y turbia. Agua de lluvia, siempre delgada y nunca sucia.

Agua de manantial, no hay otra igual. Agua de mayo, no cala el sayo. Agua de navazo, ensancha la barriga y estrecha el espinazo. Agua de pozo y mujer desnuda, mandan al hombre a la sepultura. Agua de primavera, si no es torrencial, llena la panera. Agua de sierra y sombra de piedra. Agua del cielo no quita riego. Agua del Duero, caldo de pollo. Agua detenida es mala para bebida.

Agua detenida, no debe ser bebida. Agua en agosto quita aceite, pan y mosto. Agua en ayunas, o mucha o ninguna.

Agua en cesto se acaba presto. Agua enferma, ni embeoda ni endeuda. Agua estancada no mueve molino. Agua estancada, agua envenenada. Agua fresca la da el jarro, no de plata sino de barro. Agua hervida es media vida. Agua limpia de fuente viva. Agua mansa, traidora y falsa. Agua no emborracha, ni enferma ni entrampa. Agua no enferma, ni embeoda ni endeuda. Agua no quebranta hueso. Agua pasada no mueve molino. Agua podrida, colada y hervida. Agua por San Juan, quita vino y no da pan.

Agua por Virgen de Agosto, quita aceite y agua el mosto. Agua que a algo huele o a algo sabe, otro la trague. Agua que corre, nunca mal coge. Agua que huela, no la bebas. Agua que pasa por muchos atanores, no es de las mejores. Agua tardera, agua maicera. Agua tibia, media vida. Agua trae en el cuerpo luna con cerco. Agua turbia no hace espejo. Agua vertida, mujer parida.

Agua y aceite no se mezclan. Agua y bailar, a hartar. Agua y luna, tiempo de aceituna. Agua y sol, tiempo de caracol. Agua, sol y basura, y menos libros de agricultura. Aguadito para que rinda y saladito para que alcance. Aguadores y taberneros, del agua hacen dineros. Aguardiente arrancarejas, no la bebas. Aguardiente, en tienda; y vino en taberna. Aguarraditas de abril, unas ir y otras venir. Aguas calmadas estropean los puentes.

Aguas de abril, vengan mil. Aguja fina, saca espina. Aguja fina, saca la espina. Aguja que doble, para sastre pobre. Ahora al bueno le llaman tonto.

Ahora que tengo potro, pongo la vista en otro. Ahora, hasta los escarabajos empinan la cola. Ahorra, ahorrador para que gaste el gastado. Aire colado, ha muchos ha matado.

Aire de Levante, agua delante. Aire gallego, escoba del cielo. Ajo curado y vino puro, pasan el puerto seguro. Ajo hervido, ajo perdido. Ajo que del dornillo salta, al diablo vaya. Ajo que salta del mortero, ya no lo quiero. Ajo y cebollino, para con vino. Ajuar de la forastera: Al acebuche no hay quien le luche. Al agua corriente y al cristal, no se le pega na. Al aguador, su cuba y no la borla del doctor. Al alba del puerco, que da el sol a medio cuerpo.

Al alcornoque no hay palo que lo toque; menos la carrasca, que le Casca. Al alzar de los manteles, haremos cuentas y pagaredes. Al amanecer resbalos, y al anochecer charquies. Al amigo cuando lo pruebas, a veces chasco te llevas. Al amigo que es vicioso, tratarlo poco. Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado. Al amigo y al caballo, no cansallo. Al amigo, nunca lo pruebes. Al amo que honra, el criado bien le sirve. Al asno no pidas lana. Al asno y al mulo, la carga al, culo.

Al asno, el palo, y a la mujer, el regalo. Al avaro, es tristeza hablarle de largueza. Al bien, buscarlo, al mal espantarlo. Al bien, buscarlo; al mal, esperarlo. Al bien, deprisa, y al mal, de vagar, te has de llegar. Al buen amanecer no te lo dejes perder. Al buen amar, nunca le falta que dar. Al buen amigo lo prueba el peligro. Al buen amigo, con tu pan y con tu vino; y al malo, con tu can y tu palo.

Al buen amigo, dale tu pan y dale tu vino. Al buen entendedor con pocas palabras vasta. Al buen jugador la pelota le viene. Al buen pagador, no le duelen prendas. Al buen segador, nunca se le olvida la hoz. Al buen vino, buen tocino. Al buen, regalo; al malo, palo. Al bueno por amor y al malo por temor. Al bueno, porque te honre, y al malo porque no te deshonre. Al buey viejo no cates abrigo. Al burro el palo y a la mujer el regalo. Al burro muerto, la cebada al rabo. Al burro viejo, la mayor carga y el peor aparejo.

Al caballo y al amigo no hay que cansarlos. Al cabo de la jornada, no tener nada. Al catarro, dale con el jarro. Al cerdo mas ruin, la mejor bellota. Al ciego no le aprovecha pintura, color, espejo ni figura. Al comer chorizos, llaman buenos oficios. Al comer, al tajadero, al cargar, al cabestrero. Al comer, comamos, y al pagar, a ti suspiramos. Al conejo y al villano, despedazarlo con la mano.

Al desagradecido, desprecio y olvido. Al descalabrado nunca le falta un trapo, que roto, que sano. Al desdichado, poco le vale ser esforzado. Al desganado, darle ajos. Al destapar las cubas, se ve si es vino.

Al diablo y a la mujer, nunca les falta que hacer. Al dolor de cabeza, el comer le endereza. Al endeble todos se le atreven. Al enemigo honrado, antes muerto que afrentado. Al enemigo, ni agua.

Al enfermo que es de vida, el agua es medicina. Al erizo, Dios le hizo. Al espantado, la sombra le basta. Al estudiante, el tabaco no le falte. Al falso amigo, hazle la cruz como al enemigo. Al ganado esquilado manda Dios viento moderado. Al gusto estragado, lo dulce le es amargo. Al herrero con barbas y a las letras con babas. Al hijo del herrero, de balde le machacan el hierro.

Al hijo del rico no le toques el vestido. Al hombre aguado, mirarle de lado. Al hombre casado, su mujer lo hace bueno o malo. Al hombre de rejo, vino recio. Al hombre de trato llano, gusta darle la mano. Al hombre duro, lanza en mano y vino puro.

Al hombre enfadado dale de lado. Al hombre harto, las cerezas le amargan. Al hombre honrado, todo lo cuesta caro. Al hombre hueco, sopa verde y almendro seco.

Al hombre inocente, Dios le endereza la simiente. Al hombre jugador y al caballo corredor poco les dura el honor. Al hombre le falta paciencia y a la mujer le sobra insistencia. Al hombre listo y tunante, no hay quien le eche el pie delante.

Al hombre mayor, dale honor. Al hombre mujeriego, mil perdones; al machiego, mil blasones. Al hombre osado, la fortuna le da la mano. Al hombre pobre no le salen ladrones. Al hombre se le mide de cejas para arriba. Al hombre valiente, espada corta. Al hombre y al caballo, no apurallo. Al hombre y al oso, lo feo lo hace hermoso. Al hombre, por el verbo, y al toro por los cuernos. Al ingrato, con la punta del zapato. Al invierno no se lo come el lobo. Al lavar de los cestos haremos la cuenta.

Al lobo hay que matarlo en su propia madriguera. Al loco y al aire, darles calle. Al loco y al fraile, aire. Al maestro, cuchillada presto. Al mal caballo, espuela; a la mala mujer, palo que le duela. Al mal cocinero le estorban hasta las cucharas.

Al mal encuentro, darle la mano y mudar asiente. Al mal hecho, ruego y pecho. Al mal pagador, plazo corto es lo mejor. Al mal segador, la paja le estorba.


Share this:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.